Psicología 2017-03-09T12:29:42+00:00

Psicología


Aunque hoy en día, sigue existiendo la vieja creencia de quien acude al psicólogo es porque está “loco”, afortunadamente poco a poco va cambiando esta idea tan arraigada, y cada día son más las personas que acuden al psicólogo en busca de ayuda profesional. 

Debido al estilo de vida que llevamos, cada vez son mas las situaciones a las que no sabemos enfrentarnos y esto hace que nos generan estrés, ansiedad, frustración, tristeza, etc. Todo esto conlleva a su vez que aparezcan problemas a la hora de relacionarnos con los demás, de conciliar el sueño, en definitiva emociones y situaciones que no sabemos gestionar porque nadie nos ha enseñado las herramientas adecuadas para afrontarlo de forma adecuada.
A medida que pasa el tiempo, si no somos capaces de gestionar estos “pequeños problemas” eficazmente, es probable que afecte al resto de ámbitos de nuestra vida, creando en nosotros un gran sentimiento de malestar, llegándose a convertir en verdaderos problemas de ansiedad, depresión, fobias, etc.

Qué ideas debemos olvidar a la hora de ir al psicólogo: “solo con venir a hablar me voy a curar, cuando he venido al psicólogo es porque debo estar loco o el resultado de la terapia va a ser inmediato….”. La terapia no es como una medicina que cuando hace efecto se deja de tomar, ni tiene grandes efectos inmediatos, al contrario, no acaba con el alta, en el sentido de que las habilidades que aprendas tendrás que seguir aplicándolas en tu día a día, sin apenas esfuerzos tras un tiempo.

La labor del psicólogo , basándose en técnicas contrastadas científicamente, es dotarte de estas estrategias y recursos, para que puedas solventar tus problemas y adquieras estas habilidades que te servirán para poder gestionar todas aquellas situaciones que antes no eras capaz de afrontar y te provocaban malestar. Son habilidades que habrás integrado en tu vida y podrás utilizar en tu día a día.
El objetivo es que con la practica adquieras las habilidades suficientes para poder gestionar de forma positiva aquellas situaciones que te afectan emocionalmente.

Dentro de la Psicología existen diferentes terapias y formas de llevarlas a cabo. Nosotros trabajaremos desde un enfoque cognitivo-conductual, ya que sus técnicas están contrastadas científicamente y se centran principalmente en el paciente y su problemática. Desde este enfoque, trabajaremos sobre los tres aspectos básicos que forman parte de toda persona: conducta (lo que hace), cognición (lo que piensa) y emociones (lo que siente).

La Terapia cognitivo-conductual, nos ayudará a cambiar estos pensamientos(cogniciones) que nos provocan malestar y como actuamos (conducta) ante estos pensamientos, y todos estos cambios nos ayudaran a sentirnos mejor (emociones) y conseguir nuestro bienestar.

Áreas de intervención


  • Adultos: Depresión, estrés, Habilidades Sociales, problemas de autoestima, ansiedad, déficit en resolución de problemas,fobia social, entre otros.
  • Adolescencia: Fobias, Seguridad y autoestima, ansiedad, Habilidades sociales, etc.
  • Infantil: Hábitos y técnicas de estudio, trastornos de eliminación en la infancia (eneuresis y encopresis), etc.
  • Pareja: Terapia sexual, problemas de comunicación y de negociación, conflictos, etc.

“Algunas personas tienen miles de razones sobre por qué no pueden hacer lo que quieren, cuando sólo necesitan una razón sobre por qué pueden”. (Willis Whitney)

Lidia Jiménez
@Psicolidia1